un espacio de luz para la unidad

domingo, 28 de septiembre de 2014

Mudanza


 Edgar Sánchez Quintana
28 de Septiembre de 2014
Tlaxcala Tlax.
México.


Recibí de mi guía una información acerca de una mudanza, yo les paso el dato y describo como podría ser la interpretación. Desde que somos de alguna manera conscientes de ser seres multidimensionales, debemos de pensarnos desde la individualidad, desde una postura global, desde una posición micro y macro, así como desde una posición cósmica.

Una mudanza es cambiarse de un lugar a otro y es mover objetos y ponerlos en otro sitio para vivir allí. pero yo no lo entiendo de manera literal, de mi persona, aunque una cosa tiene que ver con la otra; a mi manera de entender es la apertura de una mudanza global de energías que afectaran a partir de un portal o de un espacio-tiempo dado, y que las almas encarnadas en este planeta comenzarán a aligerarse para hacer la transición menos densas.

Eso es el modo como lo entiendo y la mudanza tiene que ver tanto a nivel físico, como a nivel anímico; es decir, una mudanza de lo físico denso a nivel más sutil del cuerpo tiene que ver con lo que consumimos, con lo que nos alimentamos, y con lo que creemos que es lo correcto.

He tenido distintos periodos con distintos guías que han recomendado una diversidad de modos de hacer cambiar nuestra manera de pensar con respecto a los alimentos y en muchas veces tuerce la cosa mucho más hacia la terquedad de seguir haciendo lo mismo con respecto al cuerpo físico. Y aquí me detengo para hacer un paréntesis para advertir que lo que es para mi no lo es para alguien otro, y no aplica a todos y sírvase mi vida como ejemplo para corroborar que yo habito también dentro de ese inconsciente colectivo de este planeta.

Les decía que sobre el cuerpo físico y como mantenerlo sutil, pues dejar de comer carne, aunque cuesta bastante, aunque ya tuve periodos en que era completamente abstemio de comer animales muertos, pero en veces no se puede porque en veces cumples con esquemas sociales que son muy cuadrados. o bien disminuir la ración a la mitad y si eres vegetariano pues felicidades. pero últimamente mi cuerpo rechaza la carne. les recomiendo escuchar su cuerpo y atender su vibración, su tono antes de comer carne y después de comer carne, verán que estarán aprendiendo de su lenguaje. Ya había platicado en otros spots sobre los alimentos y la vibración de cada uno, en esta oportunidad diré sólo que la carne tiene una vibración muy baja y baja nuestra vibración, aparte de contener energías nocivas y toxicas para los cuerpos sutiles y aquí hago otra aclaración, no se les ocurra suprimir las carnes (si es que las comen) de una manera brusca, porque su cuerpo esta acostumbrado a una ingesta de proteínas por medio de la carne y tiene que volver a balancear y acostumbrarse a un nuevo modelo. 

La carne es muy ácida y lo que hace con las conexiones con los seres sutiles es como si hiciera corto circuito, o como si vaciáramos en sus cuerpos frágiles ácido muriático o algún potente corrosivo, lo mismo hace el refresco más vendido en todo el planeta nada más que le sumamos las distorsiones en el cuerpo electromagnético, !ha¡ pero que rico sabe, las burbujitas de ácido fosfórico en la boca.

Algo más que debemos de tener en cuenta es el azúcar, la sal y el café. El azúcar según entiendo, produce problemas en el cuerpo mental pues hace que el individuo se instale en un modo de conciencia infantil, semidormido y con poca capacidad de critica, la sal, sobre todo la fluorada hace daño pues, este flúor se instala en la glándula pineal y no permite un despertar o  conectar con frecuencias más sutiles y lo que es el café o la cafeína es una droga permitida que hace mantenernos en el vaivén eufórico y depresivo, es un excelente alimento para el ego.

Ahora bien, hablaré sobre una mudanza anímica, esto tiene que ver con el cuerpo emocional, visualicemos que nuestro cuerpo emocional es una casa con muebles y que vamos a mudarnos a una casa más acogedora pero minimalista sin tanto objeto, hay demasiadas cosas que son del ego, que son emociones que son provocadas por la dualidad, que son dramas, son altibajos anímicos que producen distorsión en el ser; todo ello son trebejos, pero pensamos que eso somos nosotros porque ha estado en nuestro ser por mucho tiempo, todo ello está en nuestra historia y en veces guardamos cosas, objetos y esos objetos nos dan identidad, nos hacen sentirnos completos o bien nos dan pertenencia, orgullo, utilidad. Esta sociedad en la que vivimos totalmente hedonista no nos permite vislumbrar  la separación de los que son los objetos y el individuo; tal parece que el individuo no es, es nada sin sus objetos; pero, el individuo es más que todos los objetos de este planeta, los objetos no tienen importancia, lo que verdaderamente importa es el individuo en este caso el humano.

Un objeto del cuerpo emocional es por ejemplo: el sentimiento de rechazo de algo o de alguien o bien aprensión de algo o de alguien, bien sea también, un disgusto, una vergüenza de algo, un miedo, un resentimiento, un arrepentimiento, una soberbia u orgullo por algo o por alguien, los sentimientos de baja valía, de in-merecimiento o de víctima, los celos, la falta de confianza o bien el objeto-sentimiento de tener la razón, o bien cajas-dolor de donde sacamos de vez en cuando porciones para que nos autoflagelemos porque consideramos que la vida debe ser difícil y dolorosa puesto que así nos la enseñaron.

Todos estos son objetos del cuerpo emocional, del estado anímico y hay que  escoger que cosa nos llevamos a nuestra nueva casa, en la mudanza por favor no se lleven la basura y la vuelvan a instalar en donde mismo. (ajustese cada quien a los cuatro pilares: claridad, simplicidad, humildad y ser como niño).


Ya se encargarán de la mudanza cósmica los hermanos galácticos (que me imagino tiene que ver con Hercolubus), con la mudanza de radiación que tienen a su cargo los seres de luz y con la mudanza que ya tiene predispuesta Padre hacia una nueva casa; toca hacer a cada uno lo que le corresponde.



si alguien quiere dar un mensaje espero, adelante:

Es un conjunto de seres dando un mensaje, adelante
conglomerado de la luz y en el amor:

Ante este mensaje tan atinado, damos nuestro punto de vista desde este sol central que nos habita y habitamos, se dice bien, la casa del padre donde estarán habitando ya está siendo habilitada para todo lo que ha de ser, sean bienvenidos en esta su nueva morada y comulgamos en que será una de las experiencias más hospitalarias para sus seres tan nuevos y sonrientes, reconozcan todo el trabajo de la comunidad completa porque mucho trabajo se ha hecho sin dar pormenores pero ya estarán conociendo  los ires y venires, por de pronto damos bienvenida ecuménica a todo el que llega a las puertas  de la casa de la paz y el amor y benditos sean por siempre, les estaremos acompañando todo el tiempo, sean y siéntanse amados siempre.


Un miembro del clan Kumara: Sanat Kumara
si quieres dar un mensaje adelante, te recibo:
Todo el comando Asthar está en posición y se han reunido en concilio el clan Kumara para dar con los pormenores de recuperar la bastión que fue prostituida, nos proponemos instar lo que se nos ha encomendado. siéntanse protegidos desde siempre. gracias.


(Él es el anciano de los Días, cuando se hace canalización no percibimos la jerarquía del todo, vamos como niños que no conocemos a los parientes; no estaba enterado de un clan llamado Kumara, lo que si conocía era a Sanat Kumara, que vivió mucho tiempo alejado en esta zona, él es el padre que creyó y guardó la esperanza de una humanidad ascendida, no hay amor más grande que el de Sanat Kumara por sus Hijos, nosotros tenemos por heredad su apellido, somos Kumara también puesto que Sananda también lo es y por las vidas radiandonos todo el tiempo, tenemos su huella, es el sello amoroso de él en nuestras almas. Ser seres crísticos es una cosa, ser seres Kumara es algo parecido pero como una orden, como los Melquisedec, me imagino que tiene que ver con el sembrado de vida, puesto que eso es lo que hizo en la región Sanat Kumara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario