un espacio de luz para la unidad

miércoles, 14 de mayo de 2014

El quehacer en la luz. la vida.

Edgar Sànchez Quintana

14 de Mayo de 2014

Cd Cuahutemoc 

ChihuahuaMèxico.




Cada persona, desde mi punto de vista, debería de hacer un balance de su vida y de su actuar, para asì poder recapitular sobre lo que es más importante en la vida, no siempre hacemos bien las cosas  y tampoco no siempre hacemos mal las cosas, el fruto de nuestras decisiones se reproduce en nuestra realidad como algo elegido, como algo creado.

A raíz de las enseñanzas de los maestros, y de mi manera de prestar atención, es como ha sido posible, la reconciliación de aspectos conmigo mismo, con mi propia realidad, es verdad que no vamos a ningún lado, todo se mueve y se manifiesta de una manera que sirve para propósitos concisos. 

En enseñanzas de años atrás, puedo ver desde la perspectiva del ahora, que he dejado muchas cosas en el camino, he podido desprenderme de cargas, he desarrollado el silencio, y sostenerme en mi propia luz. Cuando sonrío mirando el horizonte y capto el ser, me doy cuenta que ha valido la pena, venir a convertirme en lo que ahora soy. Ahora desde este momento puede iniciar la celebraciòn, ¿pero de que? pues de cuando sientes que el cristo, la energía del cristo está instalada. yo elijo al cristo, yo tomo ese estandarte y me instalo en la vida desde este mi sendero de vida, desde esta puerta que es mi propio corazón, no mas volveré a separar lo que es mi ser y lo que es mi vida porque son la misma cosa y el amor que siente mi  padre por mi es el mismo amor que yo siento por el, no es más ni es menos, es el mismo, y si mi padre ama la vida, yo también amo la vida. Las bendiciones que deja mi padre y que son infinitas yo las multiplico, porque tengo ese latido, porque pertenezco a la creación y elijo la vida, elijo manifestar vida y esa es mi verdad, así de simple, así de conciso, nada complicado. La vida puede desarrollarse de múltiples formas, hagas lo que hagas, simple, solo respira la vida, nutre la vida con tu propia existencia, convierte la vida en algo que a Dios le gustaría experimentar como alabanza y coro a todo lo que es. 

Era y es y ha sido siempre, en la energía del cristo ofrecer la vida a la vida, entregarla en un ofrecimiento como lo único que vale la pena mantener, la vida es la conexión con la creación, por ella nos transformamos, siendo ella nos erigimos como  un ser, como un integro, como un completo. cuando se inicia el transito de conciencia limitada a una conciencia expandida, no hay cabida a un entendimiento esquivo, hipócrita o egoísta sobre la vida, decía Jesús: quien la retenga la perderá.

Amar la vida, es lo esencial. lo demás es accesorio, amar la vida por sobre todas las cosas, pues estarás amando a Dios que es quien atraviesa a todo lo que es y aún a aquello que no tenemos ni idea. es simple y es claro. la vida que cada uno desarrolla, cuando encuentra su verdad se hace irradiar e irradia la luz, esa es la manifestación del cielo en la tierra porque el humano estará recuperando su divinidad creadora de vida.

Todos han de recordar a Jesús el Cristo, bueno pues en la última cena les hace entrega de el pan y el vino, Jesús hace su transformación en Cristo cuando entrega esa  información encriptada, el pan es el amor, tanto el amor de Dios como el amor que irradia uno desde su mismo corazón, para esto uno tiene que hacer el primer movimiento de amor de si mismo hacia afuera para poder después recibir en multiplicación el amor que uno ha instalado en la vida, así, como un movimiento toroidal, no da uno lo que no tiene por tanto tiene uno que crear amor, es decir, crear la vida, crear luz, transformarse de un absorbedor de luz a un irradiador de luz, un irradiador de amor; por eso Jesús insistía en darle al hambriento, porque el hambriento era el ser que esta falto de luz, que está falto de claridad y de amor, Él sabía que algún día ese hambriento daría el  vuelco, haría su transformación de oruga a mariposa, cambiaría de polos.

Describimos ya el pan que es el amor, lo que sigue es el vino, uva o vid significa vida, y tiene que ver con Adan y Eva, ellos son el árbol de la vida o sea el ADN, Adan y Eva son nuestro simiente, Adan es nuestra conexión con nuestro ADN, cuando comienzas a recordar quien eres y de donde vienes y a que has venido conectas con tu padre Adan. A tu madre Eva la conectas cuando amas la vida desde este planeta en donde estas enraizado, es falso querer iluminarte o ascender si no conectas con Madre Gaia, tu cuerpo de carne como humano esta hecho de ella, está hecho de Eva, Eva es aquello que corre por ti es vida es vino, cuando conoces el concepto sabrás que ese vino será santificado, ¿con que? con el amor, por eso la copa de vino se levanta en la celebración eucarística pero a la altura del corazón de quien está consagrando y no por encima de la cabeza, el amor multiplicándose en amor, la vida multiplicando la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario