un espacio de luz para la unidad

lunes, 19 de agosto de 2013

AMOR Y MIEDO

         Escrito  y comentario por Ramón Rodrigo

16 de agosto de 2013
Zamora Michoacán México

Tomado del libro de los ishayas

                              Amor y miedo

Existen solamente dos  raíces para todas nuestras emociones amor y miedo. El amor es el estado natural de la vida humana, el miedo es el instrumento que el ego utiliza para controlar y poseer el mundo. Ellos no pueden existir simultáneamente, cuando el amor incrementa el miedo, el miedo se evapora, como nunca fue real desaparece con el sol del amor perfecto. Cuando el miedo incrementa, el amor se esconde y aguarda el momento propicio en que el individuo se abre de nuevo a la verdad. Nunca puede ser destruido, pero como el ser humano está dotado con ciertos atributos inalienables (incluso libre albedrío perfecto). Si el ego insiste en ilusiones, el amor aparentemente desaparecerá de la mente hasta que la personalidad escoja la realidad  una vez más.
 El ego quiere poseer todo, esto niega la invencibilidad de la entrega, la doncella del amor. El amor es universal y se da libremente,  pero el ego insiste en poseerlo, insiste en que obedezca estrictamente sus dictados severos de cuando, como y donde. En esto el ego siempre fracasara, pues pelea la batalla errónea. El amor nunca podrá ser limitado ni vivir en separación o aislamiento. Solo mediante la renunciación del deseo de manipular y controlar es como el ego se disolverá dentro del ser universal del amor infinito y eterno.

 No por tratar de forzar a que cambien los sentimientos estos lo hacen. Las emociones evolucionan solo cuando son aceptados exactamente como son. La llave para lograr esto es dejar de juzgarlas. Solo el ego define lo bueno y lo malo. Este es su instrumento primario de control. Si algunos deseos son buenos y otros no lo son, la vida se mantendrá dividida. Al separa nuestros sentimientos del sistema de creencias del ego, podremos usar su energía poderosa para nuestro desarrollo personal.
                                                                                                                                                                    Hay una historia de los ishayas que demuestra este punto los monjes eran atacados de cuando en cuando por hordas de demonios mientras meditaban profundamente. Por más que luchaban para liberarse de ellos, no había escape. Solo cuando dejaron de juzgarlos como malvados, se transformaron en ninfas celestiales o ángeles. Solo era la interpretación que los monjes le daban a la realidad lo que les causaba dificultades.  Este reconocimiento es una etapa necesaria de la evolución.
 A medida que la conciencia crece aprendemos que todo lo que nos viene es nuestra propia creación, no de otros.                                                                                                                                            Con el alba de este entendimiento dejamos de gastar energía luchando resistiendo o reprimiendo lo que creamos. Esto nos capacita para usar la energía de nuestros deseos para alcanzar el desarrollo mucho más rápido.




Al analizar parte de nuestro desarrollo personal, encuentro grandes abismos de confrontación, pues es difícil definir lo que es uno o lo otro que nos ata, que nos empuja.  Si bien sabemos que somos una dualidad y que una parte de nosotros vive y se alimenta del lado espiritual, la otra con gran empuje nos lanza fuertemente a la realidad de esta dimensión, o así nos lo hace creer tan absortos estamos en esta realidad aparente que gastamos yo diría que el 99 por ciento en construir esta realidad y solo una mínima parte la usamos para mirar del otro lado, ¡es tan fuerte¡ como se ha dicho que el cuerpo queda exhausto y es necesario gran cantidad de horas de descanso para recuperarse. De esto veo por ejemplo los bebes, es tanto el desgaste, que necesitan muchas horas de sueño para poco a poco adaptarse a este mundo creado por el ego, en eso somos todos maestros pues hacemos que ese bebe aprenda a mirar el mundo y a que lo fije pues anda rondado de una realidad a otra hasta que poco a poco va fijando el mundo para nuestra satisfacción aparente. Creo que cuando aprendamos a controlar esta realidad y dejar de fijarla entonces tal vez podamos poco a poco emplear el sobrante para  utilizarlo, para entender el otro lado de la cortina, es tan simple y sin embargo tan complicado pues como dice el escrito, el ego toma el control y no nos permite vislumbrar la otra realidad. ¿Qué ay qué hacer?, es simple, es irnos despojando poco a poco de lo que nos consume, por eso es tan importante y nos lo recalcan a cada momento los guías, despójate de las energías pesadas como la ira, el desamor, codicia, dolor, etc. Los celos por ejemplo, quien no lo ha experimentado alguna vez, te deja exhausto, sin control,  además conduce a otras situaciones cada vez más desagradables y es un circulo vicioso que te consume,  lo vemos en la prensa, los crímenes pasionales y las guerras que son eso, solo celos.  Creo que  muchos han experimentado esa sensación, tanto de adultos como de niños con nuestra propia madre por ejemplo, entonces,  ¿qué hacer?, pues bien ya se ha dicho quitar la carga.  Pongo de ejemplo al pordiosero  que recolecta basura en un costal y camina y camina y nunca llena el costal, quien no ha visto alguno en algún momento, de esa manera recogemos en nuestro caminar costales y costales de cosas inútiles, como el resentimiento, el enojo porque alguien se nos atravesó, o el jefe nos cargo de trabajo, o la esposa nos recibe con quejas etc. llenamos y llenamos el costal y pareciera que no tiene fin. Entonces como podemos repito hacer. Se nos ha dicho que es un trabajo de 24 horas 365 días y recorrer el ego, aceptar las cosas sin aceptarlas, una paradoja. Si, la importancia personal es una paradoja como decía don Juan en los libros de Carlos Castañeda, solo despojándonos de la importancia personal o sea el ego, entonces solo entonces  podremos parar el mundo, como una película de ciencia ficción y al pararlo ver entonces  la otra realidad, tener la suficiente energía para entrar al otro lado, solo así creo será posible. El intento es la parte más importante, así podremos entrar en la cuarta y quinta dimensión. Ya  lo han logrado solo muy pocos creo y la mayoría lo ha experimentado en el estado de sueño, así que es decisión de cada uno aceptar este reto y solo entonces podremos vislumbrar entrar al lado del amor perfecto.                           En alguna ocasión en una meditación, en comunicación con el maestro Jesús le pregunte, como podría yo sentir amor por un individuo que acababa de violar a un niño y además asesinarlo, no cabía en mi razón tal planteamiento, me contesto que cuando lograra amarlo entonces entendería el verdadero sentido del amor perfecto, a la fecha sigo cuestionando esta respuesta aunque sé que tiene razón, tu ¿qué pregunta le harías a tu maestro para entender el amor perfecto?..Queda pues para el entendimiento de cada quien encontrar la respuesta, lo importante es que el mundo está entrando a un movimiento de conciencia y corresponde a cada cual contribuir a transformar este mundo y dar el empuje necesario para la ascensión tan esperada.                                                              Así que a trabajar en el ego y quitarle el control, aunque como ya se ha dicho tengas que entrar a un estado de demencia o locura que no es más que el estado intermedio entre el ego y el amor, ¿quien ganara?, ya está dicho que el amor, pero eso lo tienes que confirmar tu y convencerte a ti mismo que esto es posible y crearlo, espero que este mensaje ayude un poco a la realización del cambio que todos queremos consciente o inconscientemente, que el amor llene tu corazón y no tenga cabida el ego es mi deseo gracias.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario